Noticias de Espectáculos, Recitales y Teatros!

  • Miércoles 21 de Octubre, 21:53 hs.

Comienzan las obras para restaurar el Teatro Cervantes

El ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, anunció junto a la empresa que ganó la licitación las obras de remodelación del teatro. Por su parte, el director del complejo artístico, Alejandro Tantanian, aseguró que hay que “poner en escena a los clásicos del futuro”

Imagen principal noticia

"Nuestra atención está en la innovación y en la puesta en valor, y este teatro es el mejor ejemplo; porque no podemos tener un teatro nuevo en un edificio deteriorado, ni un teatro deteriorado en un edificio nuevo. Esa conjunción es fundamental", dice el ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, cuando se acerca al micrófono. Un grupo minúsculo de periodistas, reunidos en el foyer del Teatro Cervantes, lo escucha hablar atentamente. Hay asistentes, fotógrafos y algunos mozos que sirven café. Junto al funcionario, están Enrique Avogadro (secretario de Cultura y Creatividad), Alejandro Tantanian (director del Cervantes) y Emiliano Michelena (subsecretario de Obras Públicas). También el arquitecto Jorge Sábato, que llevará adelante la tarea de remodelación del edificio, y el ingeniero Guillermo Villa, director del Estudio Ing. Villa S.R.L., la empresa ganadora de la licitación: con un presupuesto de $35.764.856,53 deberán, en doce meses, terminar la obra. Concluidas las oratorias, realizaron la firma simbólica de la licitación; en diez días comienzan a trabajar.

Hoy el Teatro Cervantes es un punto negro y poco vistoso en la esquina de Avenida Córdoba y Libertad, haciendo cruz con la Plaza Lavalle. Oscuro, descuidado, con andamios azules que lo bordean desde hace diez años –cuando comenzaron algunos desprendimientos de la mampostería–, no encandila como debería hacerlo el Monumento Histórico Nacional que es. Sin embargo, cuando el sol del mediodía da sobre su fachada, se puede apreciar esa inmensa obra arquitectónica que realizaron los arquitectos Fernando Aranda Arias y Emilio Repetto a principios del siglo pasado, que abrió al público en septiembre de 1921. Hoy es el único teatro nacional, el único que cuenta con subsidio del Estado nacional. Durante mucho tiempo fue el gran teatro, el más imponente, el de todos, pero con el tiempo –como sucede con las estatuas que, rebasadas de arrogancia, se descascaran y se agrietan– fue perdiendo vitalidad.

Ver más:  Teatro Cervantes

Otras noticias que te pueden interesar