Noticias de Espectáculos, Recitales y Teatros!

  • Miércoles 17 de Julio, 5:51 hs.

Iliana Calabró enfrentó los rumores de embarazo y reveló el secreto para tener un cuerpo escultural a los 50 años

La vedette atraviesa un gran momento personal.

Imagen principal noticia

Iliana Calabró celebró un gran año junto a su pareja Antonello Grandolfo y sus hijos Nicolás (21) y Stéfano (17), en medio de la gira de Enredados por todo el país y su participación en el Bailando por un Sueño, certamen del que quedó eliminada en medio de vaticinios de embarazo.

Sin embargo, la vedette aseguró: "Si estuviera embarazada no lo contaría hasta el tercer mes, ya que me pasó de perder embarazos y es algo muy doloroso de superar, más si se hace público. Gracias a Dios estoy muy bien y disfrutando de este buen momento que estoy viviendo".

Entonces, reveló cómo hace para tener un cuerpo escultural a los 50 años. "No soy una obsesiva del cuerpo. Entreno con continuidad pero no con desesperación. Mi idea es ir a bailar y divertirme. Hoy mi rutina de entrenamiento es más estricta por la competencia. Salto en soga, corro, ando en bici y camino mucho. Realizo rutinas de resistencia y fortalecimiento. Tengo a mi favor un cuerpo fibroso y músculos que tienen memoria", explicó.

Y contó cómo es su dieta diaria. "Apenas me levanto, desayuno mate y una mandarina o naranja. Son infaltables, mis comodines para regular los intestinos. A media mañana, hago un break con un cafecito o más mate. Lo que nunca me pueden faltar son las gomitas Yumi que me ayudan a mantener mi cuota de azúcar por todo lo que transpiro mientras entreno. Para el almuerzo, como apenas una ensalada. A media tarde, me tomo un yogur con copos, una barrita de cereal, o un turrón y, si puedo, una 'medialunita'. A la noche sí como bien, un plato de carne, de pollo o de pasta. No vivo esclava pero hago un esfuerzo. No llego a los dos litros de agua por día porque los tomo en mate y te. Y un buen secretito cuando estás excedido, un limón exprimido en ayuna", explicó.

Pero asegura que la clave está en la perseverancia. "Bajé como 20 kilos de aquella época de jovencita pero lo hice también cambiando mis hábitos alimentarios. Como todo sin sal ni aceite. Las verduras y las ensaladas las como solas, sin aderezos porque soy de retener líquidos. Pero, ojo, tampoco es que me mato de hambre. Por ejemplo como mucha pasta bien a la italiana, con legumbres, muzzarella, con productos 'de la terra’, tomates cherrys, zapallitos, berenjenas o pasta de tomates secos. Todo muy fácil de digerir. Y hago mis sacrificios. Como, por ejemplo, erradicar por completo los salames, el jamón crudo, la sal y el aceite en todas las comidas", finalizó.

¡Aunque los resultados son envidiables!

 

Ver más:  Iliana Calabró, Caras

Otras noticias que te pueden interesar