Noticias de Espectáculos, Recitales y Teatros!

  • Martes 22 de Octubre, 21:21 hs.

La Chipi se desnudó y reconoció: "Cambié mi cuerpo porque no quería dejar de gustarle a mi marido"

La coreógrafa se confesó y habló de su intimidad con Dady Brieva.

Imagen principal noticia

Mariela "la Chipi" Anchipi y Dady Brieva empezaron su relación en 2006. "Nos conocimos porque yo era bailarina de Midachi y un día vino y me confesó su amor. Me dijo que se había enamorado de mí a primera vista, que sabía que no iba a pasar nada porque estábamos en otra sintonía - él estaba casado y tenía dos hijos pequeños - pero que le gustaba saber que yo estaba ahí", contó la coreógrafa el domingo en el living de Susana Giménez.

Pero finalmente, se animaron a unir sus caminos y desde entonces están juntos. Y en una entrevista con la revista Caras, la exbailarina posó desnuda y reveló cómo toma su marido su nueva imagen de femme fatale. "Lo está manejando. Pero no es de las personas que se calientan viendo a su mujer expuesta en una revista. Y me dijo 'si es parte de vos y de tu trabajo, lo entiendo'. Y desde ese lugar, me banca. Hace un trabajo psicológico para asimilarlo con su psicóloga. Y me asombré cuando le mostré éstas fotos y me dijo 'estás hermosa, divina, me encantó'. Le súper gustaron", reveló.

Entonces, la Chipi explicó: "Hoy me siento mucho más segura con mi cuerpo. Pasé por dos embarazos muy seguidos y estaba abocada a la maternidad, pero en algún punto no me encontraba. Entonces dije 'basta, quiero volver a verme'. Y cambié mi cuerpo porque siento que retroalimenta mi sexualidad y sobre todo porque no quería dejar de gustarle a mi marido... Para mí es re importante gustarme, y siempre lo fue para la pareja. Quería gustarme para luego seguir gustándole a mi marido".

Y recordó: “Empecé a entrenar porque después de dos embarazos no entraba en mis pantalones. No tengo idea de cuánto había subido porque yo nunca me pesaba. Es que me volví media fóbica a la balanza porque cuando iba al Colón (donde estudió danza) nos pesaban y nos medían todos los meses. Desde los ocho años a los 20, que dejé de bailar ahí, me pesaban y me medían. Entonces le tengo reticencia. Era tan flaca que me tuvieron que dar vitaminas durante toda mi infancia y adolescencia. Por eso creo que después de haber sido madre no me encontraba en ese cuerpo”.

¡Mirá su súper producción!

 

 

 

 

 

 

Otras noticias que te pueden interesar